JmBolívar (yfm) En los lugares en donde abunda la nieve se trata de un deporte muy común, dado a que su práctica consiste en la realización de diversas piruetas o acrobacias en superficies nevadas, en rampas o colinas, sobre una tabla diseñada de manera exclusiva para esto; digamos que si el frío es un problema para hacer surf, el snowboard es perfecto. Los pies deben colocarse uno adelante y otro detrás sujetados por un mecanismo de seguridad para asegurar el agarre.
En efecto, el mantenerse parado sobre la tabla de nieve mientras se desliza a grandes velocidades o se ejecutan diferentes piruetas es un deporte para arriesgados. Esta disciplina se considera un deporte extremo, que se compite en diversas modalidades, cada una con sus especificaciones del terreno o la pista, así como el rango a evaluar. Bien sea, Freestyle, Half-pipe, Slopestyle, Big Air, Jibbin, Quarterpipe, Freeride, Eslálom paralelo o Boardercross.
Es mucho el tiempo que siendo común y atractivo este deporte, destacando practicantes de gran envergadura, entre los que pueden mencionarse: Tom Sims, el primero en competidor y además en producir tablas a gran escala, Craig Kelly, su osadía dio un nuevo sentido al estilo en freestyle, desde finales de los 80. También, Terje Håkonsen, quien añadió a la modalidad Half-Pipe, las rotaciones en eje vertical y horizontal simultaneamente entrando marcha atrás. A partir de entonces todas las evoluciones de este tipo usan su apellido, ejemplo Haakon, Haakon 540º, Haakon 720º, Haakon 1080º. También en Half Pipe por su parte Michael Michalchuck hace más de 10 años logró incorporar el doble mortal hacia atrás.


HISTORIA
Se dice que los primeros pasos que diera el snowboard se remontan a principios del siglo XX, pero empezó a tener más fuerza en la década de los 60, cuando Sherman Poppen creara una tabla sin fijaciones juntando dos esquís y atándolos a una cuerda con la cual pudiese tenerse control sobre la tabla, a lo que llamó “snurfer” por fusionar la palabra snow y surf. La idea gustó y se popularizó al punto que la licencia de la idea fue vendida a una empresa “Brunswick Corporation”. A medida que pasara el tiempo como es de pensarse se fueron perfeccionando las tablas y demás equipos utilizados.
El mismo Poppen organizó competiciones de “snurfing” desde la estación de esquí de Míchigan que captaron la atención de aficionados de todo el país. Paralelamente, Dimitrije Milovich, un practicante del surf que sentía le divertía el poder deslizarse en la nieve, se las ingenió para construir una tabla de snowboard llamada “Winterstick” inspirada en las tablas de surf convencionales.